Leccionario IV - Transfiguración del Señor

AGOSTO

6 de agosto

TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

FIESTA


Cuando esta fiesta coincide en domingo, antes del Evangelio se leen las dos lecturas siguientes. El salmo responsorial sigue a la primera lectura.

PRIMERA LECTURA (opción 1)
Dan 7, 9-10. 13-14
Su vestido era blanco como la nieve

Lectura de la profecía de Daniel.

MIRÉ y vi que colocaban unos tronos. Un anciano se sentó.
Su vestido era blanco como nieve,
su cabellera como lana limpísima;
su trono, llamas de fuego; sus ruedas, llamaradas;
un río impetuoso de fuego brotaba y corría ante él.
Miles y miles lo servían, millones estaban a sus órdenes.
Comenzó la sesión y se abrieron los libros.
Seguí mirando. Y en mi visión nocturna
     vi venir una especie de hijo de hombre
     entre las nubes del cielo.
Avanzó hacia el anciano y llegó hasta su presencia.
A él se le dio poder, honor y reino.
Y todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieron.
Su poder es un poder eterno, no cesará.
Su reino no acabará.

Palabra de Dios.

PRIMERA LECTURA (opción 2)
2 Pe 1, 16-19
En domingo:
SEGUNDA LECTURA

Esta voz del cielo es la que oímos

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pedro.

QUERIDOS hermanos:
No nos fundábamos en fábulas fantasiosas cuando os dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, sino en que habíamos sido testigos oculares de su grandeza.
Porque él recibió de Dios Padre honor y gloria cuando desde la sublime Gloria se le transmitió aquella voz:
   «Este es mi Hijo amado, en quien me he complacido».
Y esta misma voz, transmitida desde el cielo, es la que nosotros oímos estando con él en la montaña sagrada.
Así tenemos más confirmada la palabra profética y hacéis muy bien en prestarle atención como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que despunte el día y el lucero amanezca en vuestros corazones.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial
Sal 96, 1-2. 5-6. 9 (R/.: cf. 1a. 9b)
R/.   El Señor reina, Altísimo sobre toda la tierra

        V/.   El Señor reina, la tierra goza,
                se alegran las islas innumerables.
                Tiniebla y nube lo rodean,
                justicia y derecho sostienen su trono.   R/.

        V/.   Los montes se derriten como cera ante el Señor,
                ante el Señor de toda la tierra;
                los cielos pregonan su justicia,
                y todos los pueblos contemplan su gloria.   R/.

        V/.   Porque tú eres, Señor,
                Altísimo sobre toda la tierra,
                encumbrado sobre todos los dioses.   R/.


Aleluya
Mt 17, 5c
R/.   Aleluya, aleluya, aleluya.

V/.   Este es mi Hijo, el amado,
        en quien me complazco.
        Escuchadlo.   R/.

EVANGELIO (año A)
Mt 17, 1-9
Su rostro resplandecía como el sol
Lectura del santo evangelio según san Mateo.

EN aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y subió con ellos aparte a un monte alto.
Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz.
De repente se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él.
Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús:
   «Señor, ¡qué bueno es que estemos aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías».
Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y una voz desde la nube decía:
   «Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco. Escuchadlo».
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto.
Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo:
   «Levantaos, no temáis».
Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo.
Cuando bajaban del monte, Jesús les mandó:
   «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos».

Palabra del Señor.

EVANGELIO (año B)
Mc 9, 2-10
Este es mi Hijo, el amado
Lectura del santo evangelio según san Marcos.

EN aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan, subió aparte con ellos solos a un monte alto, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo.
Se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús.
Entonces Pedro tomó la palabra y dijo a Jesús:
   «Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías».
No sabía qué decir, pues estaban asustados.
Se formó una nube que los cubrió y salió una voz de la nube:
   «Este es mi Hijo, el amado; escuchadlo».
De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos.
Cuando bajaban del monte, les ordenó que no contasen a nadie lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos.
Esto se les quedó grabado y discutían qué quería decir aquello de resucitar de entre los muertos.

Palabra del Señor.

EVANGELIO (año C)
Lc 9, 28b-36
Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió
Lectura del santo evangelio según san Lucas.

EN aquel tiempo, tomó Jesús a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto del monte para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus vestidos brillaban de resplandor.
De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su éxodo, que él iba a consumar en Jerusalén.
Pedro y sus compañeros se caían de sueño, pero se espabilaron y vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él.
Mientras estos se alejaban de él, dijo Pedro a Jesús:
   «Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías».
No sabía lo que decía.
Todavía estaba diciendo esto, cuando llegó una nube que los cubrió con su sombra. Se llenaron de temor al entrar la nube.
Y una voz desde la nube decía:
   «Este es mi Hijo, el Elegido; escuchadlo».
Después de oírse la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencia y, por aquellos días, no contaron a nadie nada de los que habían visto.

Palabra del Señor.


© Conferencia Episcopal Española

3 comentarios:

  1. siempre es lindo que uno pueda encontrar la palabra de dios con oratoria y sabiduria. es para valorar, tanto mis colegas de la gran hermandad blanca como yo, christine te seguiremos vale? ♥ PAZ

    ResponderEliminar
  2. Hola, las lecturas de este dia son las de el nuevo leccionario con la nueva traduccion? Esque no coinciden con el leccionario de mi parroquia. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, ya están corregidos los fallos y hemos puesto los todos Evangelios según el ciclo litúrgico. Saludos.

      Eliminar