Misal Romano (tercera edición) - Oraciones sobre el pueblo

ORDINARIO DE LA MISA

Oraciones sobre el pueblo

Las siguientes oraciones pueden utilizarse, a juicio del sacerdote, al final de la celebración de la misa, o de una celebración de la palabra, o de la liturgia de las horas, o de los sacramentos.

El diácono o, en su defecto, el mismo sacerdote dice esta invitación:

Inclinaos para recibir la bendición.

Luego, el sacerdote, con las manos extendidas sobre el pueblo, dice la oración. Todos responden:

Amén.

Después de la oración el sacerdote continua:

Y la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros y os acompañe siempre.

Todos responden:

Amén.

1.   MUÉSTRATE propicio con tu pueblo, Señor,
      y no prives de los consuelos temporales
      a los que han de luchas por alcanzar los eternos.
      Por Jesucristo, nuestro Señor.

2.    CONCEDE, Señor, al pueblo cristiano
       madurar su conocimiento de la fe que profesa
       y amar la eucaristía que celebra.
       Por Jesucristo, nuestro Señor.

3.    SEÑOR, que tu pueblo reciba los frutos
       de tu generosa bendición
       para que, libre de todo pecado,
       logre alcanzar los bienes que desea.
       Por Jesucristo, nuestro Señor.

4.    HAZ que tu pueblo, Señor,
       se vuelva hacia ti de todo corazón;
       pues tú, que le sigues defendiendo aun cuando peca,
       le proteges con más amor cuando te sirve fielmente.
       Por Jesucristo, nuestro Señor.

5.    ILUMINA, Señor, a tu familia
       para que, cumpliendo tu santa voluntad,
       pueda practicar siempre el bien.
       Por Jesucristo, nuestro Señor.

6.    TE pedimos, Señor, que en tu benevolencia
       concedas a tus fieles el perdón y la paz,
       para que, libres de sus ofensas,
       te sirvan con firmeza de corazón.
       Por Jesucristo, nuestro Señor.


© Conferencia Episcopal Española

No hay comentarios:

Publicar un comentario