Misal Romano (tercera edición) - Prefacio común, IV

ORDINARIO DE LA MISA

PREFACIO COMÚN, IV

NUESTRA MISMA ACCIÓN DE GRACIAS ES UN DON DE DIOS

93. Este prefacio se dice en las misas que carecen de prefacio propio y no deben tomar un prefacio del tiempo.

Texto musicalizado en Apéndice I.

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Pues aunque no necesitas nuestra alabanza,
ni nuestras bendiciones te enriquecen,
tú inspiras y haces tuya nuestra acción de gracias,
para que nos sirva de salvación,
por Cristo, Señor nuestro.

Por eso,
unidos a los coros angélicos,
te alabamos proclamando llenos de alegría:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


© Conferencia Episcopal Española

Misal Romano (tercera edición) - Prefacio común, III

ORDINARIO DE LA MISA

PREFACIO COMÚN, III

ALABANZA A DIOS QUE NOS CREÓ Y NOS HA CREADO DE NUEVO EN CRISTO

92. Este prefacio se dice en las misas que carecen de prefacio propio y no deben tomar un prefacio del tiempo.

Texto musicalizado en Apéndice I.

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Porque has querido ser,
por medio de tu amado Hijo,
no solo el creador del género humano,
sino también su bondadoso restaurador.

Por eso,
con razón te sirven todas las criaturas,
con justicia te alaban todos los redimidos
y unánimes te bendicen tus santos.
Con ellos, unidos a todos los ángeles,
nosotros queremos celebrarte
y te alabamos diciendo:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


© Conferencia Episcopal Española

Misal Romano (tercera edición) - Prefacio común, II

ORDINARIO DE LA MISA

PREFACIO COMÚN, II

LA SALVACIÓN POR CRISTO

91. Este prefacio se dice en las misas que carecen de prefacio propio y no deben tomar un prefacio del tiempo.

Texto musicalizado en Apéndice I.

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno,
que por amor creaste al hombre,
y, aunque condenado justamente,
con tu misericordia lo redimiste,
por Cristo, Señor nuestro.

Por él,
los ángeles alaban tu gloria,
te adoran las dominaciones y tiemblan las potestades,
los cielos, sus virtudes y los santos serafines
te celebran unidos en común alegría.
Permítenos asociarnos a sus voces
cantando humildemente tu alabanza:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


© Conferencia Episcopal Española

Misal Romano (tercera edición) - Prefacio común, I

ORDINARIO DE LA MISA

PREFACIO COMÚN, I

EL UNIVERSO RESTAURADO EN CRISTO

90. Este prefacio se dice en las misas que carecen de prefacio propio y no deben tomar un prefacio del tiempo.

Texto musicalizado en Apéndice I.

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, Señor nuestro.

A quien hiciste fundamento de todo
y de cuya plenitud quisiste que participáramos todos.
Siendo él de condición divina,
se despojó de su rango,
y por su sangre derramada en la cruz
puso en paz el universo;
y así, exaltado sobre todo cuanto existe,
es fuente de salvación eterna
para cuantos creen en él.

Por eso,
con los ángeles y arcángeles,
tronos y dominaciones,
y con todos los coros celestiales,
cantamos sin cesar el himno de tu gloria:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


© Conferencia Episcopal Española

Misal Romano (tercera edición) - Prefacio de santas vírgenes y religiosos

ORDINARIO DE LA MISA

PREFACIO DE SANTAS VÍRGENES Y RELIGIOSOS

SIGNIFICADO DE LA VIDA DE CONSAGRACIÓN EXCLUSIVA A DIOS

89. Este prefacio se dice en las solemnidades y fiestas de las santas vírgenes y de los santos religiosos. Se puede decir también en las memorias de los mismos.

Texto musicalizado en Apéndice I.

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracia siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Porque celebramos tu providencia admirable
en los santos que se entregaron a Cristo
por el reino de los cielos.
Por ella llamas de nuevo a la humanidad
a la santidad primera que de ti había recibido,
y la conduces a gustar
los dones que espera recibir en el cielo.

Por eso, con los santos y todos ángeles,
te alabamos proclamando sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


© Conferencia Episcopal Española

Misal Romano (tercera edición) - Prefacio de los santos pastores

ORDINARIO DE LA MISA

PREFACIO DE LOS SANTOS PASTORES

LA PRESENCIA DE LOS SANTOS PASTORES EN LA IGLESIA

88. Este prefacio se dice en las solemnidades y fiestas de los santos pastores. Se puede decir también en las memorias de los mismos.

Texto musicalizado en Apéndice I.

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, Señor nuestro.

Porque nos concedes la alegría
de celebrar hoy la fiesta de san N.,
fortaleciendo a tu Iglesia
con el ejemplo de su vida santa,
instruyéndola con su palabra
y protegiéndola con su intercesión.

Por eso,
con los ángeles y la multitud de los santos,
te cantamos el himno de alabanza diciendo sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


© Conferencia Episcopal Española

Misal Romano (tercera edición) - Prefacio II de los santos mártires

ORDINARIO DE LA MISA

PREFACIO II DE LOS SANTOS MÁRTIRES

LAS MARAVILLAS DE DIOS EN LA VICTORIA DE LOS MÁRTIRES

87. Este prefacio se dice en las solemnidades y fiestas de los santos mártires. Se puede decir también en ñas memorias de los mismos.

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Porque tú eres ensalzado
en la alabanza de tus santos
y, cuanto pertenece a su pasión,
es obra admirable de tu poder:
tú, bondadosamente,
otorgas el ardor de su fe,
das firmeza en la perseverancia
y concedes la victoria en el combate,
por Cristo, Señor nuestro.

Por eso, Señor,
tus criaturas del cielo y de la tierra
te adoran cantando un cántico nuevo,
y también nosotros, con todo el ejército de los ángeles,
te aclamamos por siempre diciendo:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


© Conferencia Episcopal Española