Misal Romano (tercera edición) - La Ascensión del Señor: Misa de la vigilia

PROPIO DEL TIEMPO: PASCUA

VII Domingo de Pascua

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Solemnidad

Misa de la vigilia


Esta misa se puede utilizar la tarde anterior a la solemnidad, antes o después de las primeras Vísperas de la Ascensión.

Antífona de entrada           Cf. Sal 67, 33. 35
Reyes de la tierra, cantad a Dios, tocad al Señor que asciende a lo más alto de los cielos; su majestad y su poder sobre las nubes. Aleluya.

Se dice Gloria.

Oración colecta
OH, Dios,
cuyo Hijo asciende hoy a los cielos
en presencia de los apóstoles,
concédenos, según su promesa,
que permanezca siempre con nosotros en la tierra
y que nosotros merezcamos vivir con él en el cielo.
Él, que vive y reina contigo.

Se dice Credo.

Oración sobre las ofrendas
OH, Dios, cuyo Unigénito, nuestro Sumo Sacerdote,
vive para siempre sentado a tu derecha intercediendo por nosotros,
concédenos acceder confiadamente al trono de la gracia
para alcanzar tu misericordia.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de la Ascensión del Señor.

Indicaciones para el uso de las plegarias eucarísticas I, II y III en la misma página del prefacio.

Antífona de comunión          Cf. Heb 10, 12
Cristo, ofreciendo un único sacrificio por los pecados, está sentado para siempre jamás a la derecha de Dios. Aleluya.

Oración después de la comunión
SEÑOR, los dones que hemos recibido de tu altar,
enciendan en nuestros corazones el deseo de la patria del cielo
y nos hagan llegar, siguiendo los pasos de nuestro Salvador,
allí donde él nos ha precedido.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Se puede utilizar la fórmula de bendición solemne.


© Conferencia Episcopal Española

No hay comentarios:

Publicar un comentario