Misal Romano - La Asunción de la Virgen María. Misa del día

Propio de los Santos
Agosto

15 de agosto
LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
Solemnidad

Misa del día

Antífona de entrada Ap 12, 1
Apareció una figura portentosa en el cielo: una mujer vestida del sol, la luna por pedestal, coronada con doce estrellas.

O bien:
Alegrémonos todos en el Señor al celebrar este día de fiesta en honor de la Virgen María: de su Asunción se alegran los ángeles y alaban al Hijo de Dios.

Se dice Gloria.

Oración colecta
Dios todopoderoso y eterno,
que has elevado en cuerpo y alma a los cielos
a la inmaculada Virgen María, Madre de tu Hijo,
concédenos, te rogamos,
que aspirando siempre a las realidades divinas
lleguemos a participar con ella
de su misma gloria en el cielo.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Se dice Credo.

Oración sobre las ofrendas
Llegue a tu presencia, Señor, nuestra humilde oblación,
y por la intercesión de la Santísima Virgen María,
que ha subido a los cielos,
haz que nuestros corazones, abrasados en tu amor,
vivan siempre orientados hacia ti.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio:
La gloria de la Asunción de María

V/. El Señor esté con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

V/. Levantemos el corazón.
R/. Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V/. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R/. Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias
siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, Señor nuestro.

Porque hoy ha sido llevada al cielo 
la Virgen, Madre de Dios;
ella es figura y primicia de la Iglesia
que un día será glorificada;
ella es consuelo y esperanza de tu pueblo,
todavía peregrino en la tierra.

Con razón no quisiste, Señor,
que conociera la corrupción del sepulcro
la mujer que por obra del Espíritu,
concibió en su seno al autor de la vida,
Jesucristo, Hijo tuyo y Señor nuestro.

Por eso,
unidos a los ángeles,
te aclamamos llenos de alegría: 

Santo, Santo, Santo...

Antífona de la comunión Lc 1, 48-49
Me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí.

Oración después de la comunión
Después de recibir los sacramentos que nos salvan,
te rogamos, Señor, que, por intercesión
de la Virgen María, que ha subido a los cielos,
lleguemos a la gloria de la resurrección.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Se puede utilizar la bendición solemne.

2 comentarios:

  1. Gracias doy al altisimo que existen personas que se toman este trabajo de esta gran obra y con la cual nos podemos guiar nosotros los Catolicos que nos interesa conocer mas de nuestra Santa Madre Iglesia

    ResponderEliminar
  2. Gracias doy al altisimo que existen personas que se toman este trabajo de esta gran obra y con la cual nos podemos guiar nosotros los Catolicos que nos interesa conocer mas de nuestra Santa Madre Iglesia

    ResponderEliminar