Misal Romano (tercera edición) - XXIX Domingo del tiempo ordinario

PROPIO DEL TIEMPO: ORDINARIO

XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO


Antífona de entrada          Sal 16, 6. 8
Yo te invoco porque tú me respondes, Dios mío; inclina el oído y escucha mis palabras. Guárdame como a las niñas de tus ojos, a la sombra de tus alas escóndeme.

Oración colecta
DIOS todopoderoso y eterno,
haz que te presentemos una voluntad solícita y estable,
y sirvamos a tu grandeza con sincero corazón.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración sobre las ofrendas
CONCÉDENOS, Señor,
estar al servicio de tus dones con un corazón libre,
para que, con la purificación de tu gracia,
nos sintamos limpios por los mismos misterios
que celebramos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Sal 32, 18-19
Los ojos del Señor están puestos quien lo teme, en los que esperan su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre.

     O bien:          Mc 10, 45
El Hijo del hombre ha venido para dar su vida en rescate por muchos.

Oración después de la comunión
SEÑOR, haz que nos sea provechosa
la celebración de las realidades del cielo,
para que nos auxilien los bienes temporales
y seamos instruidos por los eternos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.


© Conferencia Episcopal Española

No hay comentarios:

Publicar un comentario