Leccionario IV - La Asunción de la Bienaventurada Virgen María

AGOSTO

15 de agosto

LASUNCIÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA

SOLEMNIDAD


MISA DE LA VIGILIA

PRIMERA LECTURA
Cro 15, 3-4. 15-16; 16, 1-2
Llevaron el Arca de Dios y la colocaron en el centro de la tienda que David le había preparado

Lectura del primer libro de las Crónicas.

EN aquellos días, David congregó en Jerusalén a todo Israel para subir el Arca del Señor al lugar que le había preparado. Reunió también a los hijos de Aarón y a los levitas.
Luego los levitas levantaron el Arca de Dios tal como lo había mandado Moisés por orden del Señor: apoyando los varales sobre sus hombros. David mandó a los jefes de los levitas emplazar a los cantores de sus familias con instrumentos musicales —arpas, cítaras y platillos— para que los hiciesen resonar, alzando la voz con júbilo.
Llevaron el Arca de Dios y la colocaron en el centro de la tienda que David le había preparado. Ofrecieron holocaustos y sacrificios de comunión en presencia de Dios. Cuando David acabó de ofrecerlos, bendijo al pueblo en nombre del Señor.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial
Sal 131, 6-7. 9-10. 13-14 (R/.: 8)
R/.   Levántate, Señor, ven a tu mansión,
        ven con el arca de tu poder.

        V/.   Oímos que estaba en Éfrata,
                la encontramos en el Soto de Jaar:
                entremos en su morada,
                postrémonos ante el estrado de sus pies.   R/.

        V/.   Que tus sacerdotes se vistan de justicia,
                que tus fieles vitoreen.
                Por amor a tu siervo David,
                no niegues audiencia a tu Ungido.   R/.

        V/.   Porque el Señor ha elegido a Sión,
                ha deseado vivir en ella:
                «Ésta es mi mansión por siempre,
                aquí viviré, porque la deseo».   R/.


SEGUNDA LECTURA
1 Cor 15, 54-57
Nos da la victoria por Jesucristo

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios.

HERMANOS:
Cuando esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita:
«La muerte ha sido absorbida en la victoria. ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está, muerte, tu aguijón?».
El aguijón de la muerte es el pecado, y la fuerza del pecado, la ley.
¡Gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!

Palabra de Dios.


Aleluya
Lc 11, 28
R/.   Aleluya, aleluya, aleluya.

V/.   Bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.   R/.

EVANGELIO
Lc 11, 27-28
Dichoso el vientre que te llevó
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.

EN aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de entre el gentío, levantando la voz, le dijo:
    «Bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te criaron».
Pero él dijo:
    «Mejor, bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen».

Palabra del Señor.


© Conferencia Episcopal Española

No hay comentarios:

Publicar un comentario