Misal Romano - Por el propio sacerdote celebrante

Misas por diversas necesidades
Por la Santa Iglesia

7. POR EL PROPIO SACERDOTE CELEBRANTE

A

sobre todo por el sacerdote con cura de almas

Antífona de entrada          Cf. Col, 1, 25. 28
Dios me ha nombrado ministro de la Iglesia, asignándome la tarea de anunciaros a vosotros su mensaje. Os anunciamos a Cristo, para que todos lleguen a la madurez en su vida cristiana.

Oración colecta
Señor, tu has querido ponerme al frente de tu familia
no por mis méritos,
sino por pura generosidad de tu gracia,
concédeme realizar dignamente el ministerio sacerdotal
y guiar , bajo tu amparo, la gray que me has confiado.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración sobre las ofrendas
Oh Dios, que diriges la marcha de la historia
con poder y con amor,
apiádate de mí
por los dones que tu gracia que me ha concedido,
y, por la eficacia de este sacrificio,
dirige los corazones de sacerdotes y de fieles de tal manera
que al pastor no le falte la obediencia de los fieles,
y a los fieles no les falte el cuidado del pastor.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Antífona de comunión          Jn 15, 9
Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor -dice el Señor.

Oración después de la comunión
Dios todopoderoso y eterno,
origen y plenitud de todas las virtudes,
concédeme, por la participación en este misterio,
la gracia de hacer el bien y predicar la verdad,
para que, de palabra y de obra,
enseñe a los fieles el valor de tu gracia.
Por Jesucristo nuestro Señor.


B

Antífona de entrada          Sal 15, 2.5
Yo digo al Señor: Tú eres mi bien. El Señor es el lote de mi heredad y mi copa, mi suerte están en tu mano.

Oración colecta
Dios misericordioso,
escucha mis plegarias e ilumina mi corazón
con la gracia del Espíritu Santo,
para que pueda celebrar dignamente tus misterios,
servir fielmente a tu Iglesia
y amarte con terna caridad.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración sobre las ofrendas
Recibe, Señor, estos dones que te ofrecemos;
y, al mirar a tu Cristo sacerdote y víctima,
concédeme a mí, que participo de su sacerdocio,
la gracia de ofrecerme cada día
como víctima agradable en tu presencia.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Lc 22, 28.30
Jesús dijo a los que ha perseverado en sus pruebas: Yo os transmito el reino; comeréis y beberéis a mi mesa.

Oración después de la comunión
Dios, Padre Santo,
tú que me has fortalecido con el pan del cielo
y me has dado a gustar el cáliz de la nueva alianza,
concédeme la gracia de servirte con fidelidad,
y fuerza y amor
para gastar mi vida por la salvación de los hombres.
Por Jesucristo nuestro Señor.


C

en el aniversario de la propia ordenación

Antífona de entrada         Jn 15, 16
No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os ha elegido, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure -dice el Señor.

Oración colecta
Dios, Padre santo,
que, sin mérito alguno de mi parte,
me has elegido para compartir
el eterno sacerdocio de Cristo
y dedicarme al servicio de tu Iglesia;
haz de mí un valiente y humilde predicador del Evangelio
y un fiel dispensador de tus misterios.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración sobre las ofrendas
Te ofrecemos, Señor,
este sacrificio de alabanza
para que aumentes en mí
el espíritu de servicio
y lleves a término
lo que me has entregado sin méritos propios.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Antífona de comunión         Cf. 1 Cor 10, 16
El cáliz de nuestra Acción de gracias nos une a todos en la sangre de Cristo; el pan que partimos nos une a todos en el cuerpo de Cristo.

Oración después de la comunión
En el aniversario de mi ordenación sacerdotal,
he celebrado, Señor, lleno de alegría,
para alabanza de tu nombre,
este misterio de fe;
haz que yo sea de verdad en mi vida
lo que místicamente es´ta significado en este sacrificio.
Por Jesucristo nuestro Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario