Oración de los fieles - IV Domingo de Adviento

29. Dirijamos, hermanos, nuestras súplicas a Dios Padre, por la intercesión de María, modelo de fe y de esperanza, para que la venida del Salvador haga florecer la justicia, la paz y el amor en nuestro mundo.
  • Por la santa Iglesia: para que sepa animar con la caridad evangélica todos los esfuerzos orientados a la construcción del reino de Dios entre los hombres. Roguemos al Señor.
  • Por los responsables del gobierno de las naciones: para que pongan a la base de su compromiso civil el valor primario de la persona humana, según la enseñanza y el ejemplo de Cristo Maestro. Roguemos al Señor.
  • Por aquellos que no creen en Cristo: para que en nuestra acogida fraterna hallen un estímulo que los empuje hacia Cristo con un corazón abierto y confiado. Roguemos al Señor.
  • Por nosotros, reunidos en la inminente preparación de la Navidad: para que el Espíritu Santo nos dé la valentía para realizar las opciones que Cristo, Juez y Salvador, espera de cada uno de nosotros y de toda la comunidad. Roguemos al Señor.
Las súplicas que te dirigimos, en unión con la Virgen María, apresuren, oh Padre, la venida de tu Hijo entre nosotros y nos obtenga la gracia de vivir estos días de espera como una vuelta a las fuentes mismas de nuestra esperanza. Por Cristo nuestro Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario