Misal Romano - Tiempo de Cuaresma

TIEMPO DE CUARESMA

1. Se recomienda conservar y fomentar, al menos en las grandes ciudades, y del modo más adaptado a cada uno de los lugares, la forma tradicional de reunir la Iglesia local, a semejanza de las antiguas «estaciones» romanas, en especial durante el tiempo de cuaresma.

Estas asambleas de fieles podrán ser convocadas, en especial si son presididas por el Pastor diocesano, los domingos u otros días más convenientes de la semana, ya sea junto a los sepulcros de los santos, ya sea en iglesias o santuarios principales de la ciudad, o también en ciertos lugares de peregrinación más frecuentados en la diócesis.

Antes de la Misa que se celebra en estas asambleas, se hace una procesión hacia ella desde otra iglesia menor o desde un lugar apto.

Después de saludar al pueblo, el sacerdote dice la oración colecta referida al misterio de la Santa Cruz, por la remisión de los pecados, o bien por la Iglesia, sobre todo por la Iglesia local o una de las oraciones sobre el pueblo.

Luego se ordena la procesión hacia la iglesia, en la que será celebrada la Misa, mientras se cantan las letanías de los Santos. Pueden ser introducidas, en el lugar apropiado, las invocaciones de los Santos Patronos, del Fundador o los Santos de la Iglesia local.

Cuando la procesión llega a la iglesia, el sacerdote venera el altar y, según las circunstancias, lo inciensa. Luego, omitidos los ritos iniciales, y si parece oportuno también el Kyrie, se pronuncia la oración colecta de la Misa; ésta continúa luego del modo habitual.

2. En estas asambleas, en lugar de la Misa, puede hacerse alguna celebración de la Palabra de Dios, sobre todo a modo de celebración penitencial, según las que se proponen en el Ritual Romano para el tiempo de Cuaresma.

3. Oportunamente en las ferias de este tiempo puede utilizarse, hacia el final de la Misa, antes de la bendición final, la oración sobre el pueblo según se indica cada día.

4. En este tiempo se prohíbe adornar con flores el altar y el sonido de los instrumentos se permite únicamente para sostener el canto. Se exceptúan el cuarto domingo de Cuaresma (Lætare), las solemnidades y las fiestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario